Así cambia la píldora el cuerpo de una mujer

0
1
Píldora anticonceptiva

Píldora anticonceptiva. STARBOOZE/FLICKR

Existe la creencia de que la píldora anticonceptiva provoca que muchas mujeres que la toman engorde, algo que las recientes investigaciones no han confirmado, aunque sí el hecho de que puede cambiar la forma del cuerpo (y el almacenamiento de grasa) de otras formas sorprendentes.

¿Entonces engorda o no? Las compañías farmacéuticas lo enumeran en los paquetes. El aumento de peso es el efecto secundario más frecuente de la píldora combinada, el tipo más popular, ya que contiene tanto estrógeno como progesterona producidos en el laboratorio.

Maria Gallo, endocrinóloga en la Universidad Estatal de Ohio e investigadora en la materia, ha realizado una revisión de los efectos secundarios asegura que temer a la píldora por sus efectos secundarios es lo mismo que “pensar que las vacunas pueden causar problemas de salud”. Gallo recuerda, en una entrevista en la BBC, que la persona aumenta aproximadamente medio kilo de peso cada año durante la mayor parte de su vida, comenzando en la fase adulta temprana, que es cuando la mayoría de las mujeres comienzan a usar la píldora.

Aunque los estudios recientes a gran escala no han encontrado que la píldora cause aumento de peso, sí que puede cambiar la forma y la composición del cuerpo de una mujer y hay tres grandes razones para estoque tienen que ver con el músculo, la retención de líquidos y la grasa.

Los músculos

En 2009, Steven Riechman, un fisiólogo del ejercicio en la Universidad de Texas A&M, descubrió por accidente un efecto secundario de la píldora. Las mujeres que tomaron la píldora habían ganado un 40% menos de músculo que las que no la tomaban.

Riechman investigaba cómo la composición genética de una persona puede afectar su capacidad para desarrollar sus músculos a través del ejercicio. Su equipo de investigación puso a un grupo de hombres y mujeres a realizar ejercicios como abdominales y levantamiento de pesas durante 10 semanas. El equipo también recopiló información sobre diversos factores del estilo de vida para asegurarse de que la genética causara ganancias y no, por ejemplo, los medicamentos en los que estaban. Descubrieron que las mujeres que tomaban la píldora habían ganado un 40% menos de músculo que las que no la tomaban.

Esto se dio especialmente en aquellas mujeres que tomaban un cierto tipo de progesterona fabricada en el laboratorio.

La grasa

Por otro lado, la píldora podría también influir sobre la grasa, especialmente donde se almacena en el cuerpo. La pubertad, el estrógeno y la progesterona son responsables del desarrollo de características típicamente ‘femeninas’, como caderas más anchas y senos más grandes. En gran parte al cambiar la forma en que se distribuye la grasa.

La ‘figura de reloj de arena’ femenina emerge a medida que diferentes tipos de tejido graso responden de manera diferente a estas hormonas reproductivas. Por ejemplo, la grasa subcutánea. El tipo de grasa que las mujeres llevan alrededor de sus muslos, caderas y senos, contiene muchos receptores de estrógeno.

Algunas investigaciones han confirmado que las mujeres que tomaban píldoras con niveles más altos de estrógeno solían tener cuerpos en forma de pera y más grasa subcutánea, aunque no necesariamente más grasa en general.

¿Hincha la píldora?

Por último, la principal amenaza para muchas mujeres con la píldora: sentirse hinchadas. Esto sucede porque el estrógeno también afecta la forma en que el cuerpo metaboliza el agua, al influir en la producción de ciertas proteínas en los riñones.

El resultado final es que el cuerpo retiene más líquido de lo que normalmente lo haría. Esto luego se filtra en las células de grasa, causando que se inflamen. Debido a que las mujeres tienden a almacenar más grasa en sus senos, caderas y muslos, estas áreas pueden expandirse más.

Esto también ocurre en menor escala en las mujeres que no toman la píldora, durante la semana justo antes de su período. Pero el anticonceptivo lo exagera porque el estrógeno sintético es de seis a 10 veces más potente que el natural, y porque se toma casi todos los días, lo que significa que los niveles de ambas hormonas son más constantes.

Es por este motivo por el que, si bien la píldora no puede llevar a un aumento de peso a largo plazo, algunas mujeres pueden encontrar que su ropa puede estar más ajustada que de costumbre.

https://www.20minutos.es/noticia/3456327/0/asi-cambia-pildora-cuerpo-mujer/

Compartir