El Banco de España alerta de los riesgos para la estabilidad financiera del crecimiento rápido en crédito al consumo

0
1

El crédito al consumo ha sido en los últimos años una palanca de crecimiento para el negocio bancario en España. Ante el todavía aletargado mercado hipotecario y los escasos márgenes que dejan los tipos de interés negativos, los préstamos para la compra de bienes de consumo se han disparado en todas las entidades. Ahora, el Banco de España lanza una advertencia sobre estas prácticas.

El organismo supervisor del sector bancario ha publicado este lunes un informe sobre la evolución de este segmento de negocio para las entidades. Según sus estadísticas, la concesión de estos créditos ha crecido un 14% en lo que va de año y acumula un repunte de casi el 50% desde 2014, mientras que el saldo de crédito hipotecario sigue a la baja.

En este sentido, el Banco de España asegura que “ha contribuido” al crecimiento económico, especialmente en la compra de bienes de consumo duradero, donde destaca la adquisición de automóviles.  Sin embargo, apunta que los incrementos rápidos de crédito “pueden llevar asociados algunos riesgos futuros para la estabilidad financiera y macroeconómica”, tal y como mostró la pasada crisis. 

El Banco de España reconoce que hasta la fecha los desarrollos de este crédito ha sido compatible con el desendeudamiento que han ido acometiendo los hogares en los últimos años. Además, señala que el crédito al consumo apenas supone un 5% de la cartera de las entidades financieras. Sin embargo, advierte que “la ausencia de garantías” en este tipo de préstamos “eleva el riesgo al que se enfrentan las entidades”.

El organismo subraya que es importante que haya “expectativas prudentes” sobre la capacidad de repago de esta deuda tanto por parte de los oferentes como de los demandantes. Con ello, el Banco de España llama a “minimizar” los riesgos de este crecimiento del crédito al consumo.

Pese a la senda de crecimiento de estos años que ha tenido este segmento de préstamos, el organismo señala que su saldo vivo, es decir, la cantidad de dinero que los consumidores deben actualmente a los bancos en crédito al consumo, está a niveles de 2004, aunque todavía por debajo de 2008, el nivel más alto alcanzado.

El Banco de España concluye que este crecimiento que vive en la actualidad el crédito al consumo se debe principalmente al incremento de la competencia en el sector. El organismo destaca que los créditos al consumo ofrecen unos tipos de interés más altos que en otros segmentos. En concreto, de media son seis puntos porcentuales más que el mercado hipotecarios, y sube hasta 18 puntos si se hace por tarjetas de crédito.

Es la segunda ocasión en lo que va de año que el organismo que preside Pablo Hernández de Cos lanza una advertencia sobre este tipo de préstamos. En la anterior, el Banco de España aseguró que se estaban “relajando” las condiciones para este tipo de créditos y aseguró que merecía “una estrecha vigilancia”. Tampoco en el Banco Central Europeo se muestran del todo cómodo con este crecimiento.

https://www.eldiario.es/economia/Banco-Espana-estabilidad-financiera-crecimiento_0_817868323.html

Compartir