La sucesión de Rajoy resucita la batalla entre conservadores y liberales en el PP

0
1

Unidad, unidad y más unidad. Al PP le preocupa dar una imagen de fractura en el camino hacia el congreso extraordinario de los próximos 21 y 22 de julio en el que se escogerá oficialmente al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido. Por eso la unidad obsesiona a barones y dirigentes. Pero al pulso interno que, según reconocen dirigentes populares, ya mantienen la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, en las últimas horas se ha recuperado la batalla ideológica que siempre ha perseguido al partido: la que tradicionalmente ha disputado la corriente liberal a la tendencia más conservadora. 

Quien ahora pone voz a esa familia es el expresidente balear y exlíder del PP de las islas José Ramón Bauzá. En las últimas horas, se ha prodigado por distintos medios reivindicando una “corriente liberal” dentro del partido, amagando incluso con la posibilidad de presentar una candidatura alternativa para presidir la formación conservadora. Durante la reunión de la Junta Directiva Nacional celebrada este lunes, volvía a postularse como portavoz de los liberales del PP.

Un dirigente provincial que ha asistido a la reunión, que ha tenido lugar a puerta cerrada, explica a este diario que Bauzá hablaba “como si fuera presentarse a presidir el partido”, una opción que el exdirigente balear no ha descartado en público al insinuar que existe una corriente que apostaría por él para suceder a Rajoy. Dirigentes y cargos públicos del PP aseguran, en todo caso, que el discurso del expresidente de las Islas Baleares “no tiene ningún recorrido ni apoyo” y que él “no tiene ninguna posibilidad” de convertirse en el próximo presidente de la formación. “Desconocemos quiénes son estos apoyos y no tenemos ninguna noticia de ellos” señalaba, por su parte, el secretario general de los populares baleares, Toni Fuster, según recoge el Diario de Mallorca.

La pugna entre conservadores y liberales ha sido una constante en la historia de Alianza Popular, primero, y del PP, después. Algunos de sus máximos exponentes han sido el expresidente del Gobierno José María Aznar o la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. En la actualidad también se ha considerado como miembro de ese grupo liberal al que se consolidó como protegido de esos dos exdirigentes, el actual vicesecretario de Comunicación popular, Pablo Casado. No obstante, los dirigentes del PP consultados niegan que Casado tenga ningún vínculo con el grupo al que dice representar Bauzá. 

Las aspiraciones del exdirigente balear coinciden con la reaparición de Aznar reivindicando precisamente ese legado “liberal” de sus gobiernos, llegando a ofrecerse como salvador del centro derecha español, que en su opinión “ha sido desarticulado”. Las fuentes del PP consultadas no descartan que el expresidente pueda estar detrás de la corriente que pretende conformar el exdirigente balear, aunque reconocen no tener ninguna evidencia de que así sea. Pero Bauzá sí ha defendido el legado del que fue su jefe de filas: “Lo que hay que hacer es recuperar una corriente ideológica, la línea de la corriente liberal del PP que ha sido a través de la cual se han gestado sus éxitos”, apuntaba a las puertas del hotel donde se ha celebrado la Junta Directiva.

Un único candidato

En las últimas horas, distintos barones y dirigentes populares han considerado que la mejor manera para garantizar esa unidad que reivindican es con un acuerdo entre los posibles aspirantes a presidir la formación conservadora, de forma que al proceso interno que se ha abierto este lunes solo se presente un candidato. Así lo han expresado durante la Junta Directiva Nacional en la que se ha puesto fecha al cónclave y se han establecido las reglas del juego del camino que concluirá, en las próximas semanas, con el nombramiento del nuevo presidente del partido. 

“Sería positivo que los posibles candidatos acercaran posturas y llegaran a acuerdos”, aseguraba Juanma Moreno, líder del PP andaluz, la agrupación popular más importante por el número de afiliados. Por eso consideraba que lo adecuado sería que hubiera un único candidato de consenso. También se pronunciaban en este sentido el barón catalán, Xavier García Albiol, y el presidente murciano, Fernando López Miras. “Si se presentan varios candidatos no pasa absolutamente nada, pero cuando falta menos un año para las elecciones, posiblemente la decisión más sensata, más razonable y más seria sería poder presentar una única candidatura que represente un poco a todo el mundo”, aseguraba el líder del PP catalán.

A pesar de que ya se conoce la fecha del congreso extraordinario, los posibles candidatos a suceder a Rajoy siguen fieles a sus estrategias de no desvelar si optarán o no a la Presidencia del PP. Por el momento, se limitan a no descartarse. No dijeron que no, pero tampoco que sí Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Esta última fue la única dirigente que se sitúa en las quinielas que intervino este lunes en la Junta Directiva Nacional. Pero según confirman quienes asistieron a la misma, solo habló del procedimiento interno que se ha abierto en el partido y que ella está pilotando en su calidad de secretaria general. Tampoco ha dicho que no Íñigo de la Serna, exministro de Fomento, que ha sonado en los últimos días como posible aspirante.

Feijóo, “como el presidente del Gobierno”

Feijóo fue ambiguo, pero tampoco confirmó ni desmintió su candidatura. “Esta es la semana de la militancia, que los militantes hablen y que concreten cuáles son sus propuestas, éste es el procedimiento y lo voy a respetar”, aseguraba, como insinuando que, en el caso de dar el paso, lo haría entre el 18 y el 20, plazo establecido por la Comisión Organizadora del Congreso para presentar candidaturas. En el partido dan por hecho que él dará el paso, y muchos lo ven como el único capaz de generar consenso, ante el enfrentamiento conocido entre Cospedal y Sáenz de Santamaría. 

En la Junta Directiva Nacional el gallego ejerció de presidenciable según han asegurado quienes han asistido a la misma. “Cuando ha entrado parecía el presidente del Gobierno”, comentaba un alcalde madrileño con asiento en el máximo órgano entre congresos del PP, al hacer alusión a la expectación que ha generado Feijóo en la reunión de este lunes. Un líder provincial y también senador asegura que tanto él como Sáenz de Santamaría son los dirigentes que más apoyo interno tienen para poder presentarse a la Presidencia. “Ella entre los militantes y cargos más jóvenes, y él entre los más mayores”, destaca.

https://www.eldiario.es/politica/Barones-dirigentes-PP-quieren-aclamacion_0_781122576.html

Compartir