Mojitos con bacterias fecales en las playas de Barcelona

0
1
Mojitos con bacterias fecales

Imagen de algunos de los productos intervenidos para la elaboración de mojitos. ACN

La última operación conjunta de la Guardia Civil y la Guardia Urbana de Barcelona ha puesto en evidencia el alto riesgo que tiene adquirir bebidas a través de la venta ilegal en playas, algo bastante habitual en las zonas de mayor ocupación turística.

Los agentes han intervenido una serie de productos empleados para elaborar los mojitos que se venden sin autorización en las playas de la capital catalana que contienen la bacteria Escherichia coli (E. coli, una bacteria procedente de restos fecales), que puede provocar gastroenteritis, e incluso las cepas más peligrosas pueden derivar en enfermedades graves y mortales.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Barcelona y de la Unidad de Playas de la Guardia Urbana de Barcelona pudieron comprobar durante las dos últimas semanas en las playas del litoral barcelonés que dichos productos se ocultaban en contenedores de basura y alcantarillado público próximos a las playas.

“El valor añadido de la operación es que ahora tenemos la confirmación científica de que estos productos presentan una bacteria que puede ser peligrosa”, ha subrayado el jefe de la comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona en Ciutat Vella, Benito Granados, después de que los laboratorios de la Guardia Civil hayan confirmado la presencia de E. coli en los productos intervenidos.

Dicha bacteria ha sido hallada en las bolsas, el hielo o la menta empleada para la elaboración de los cócteles. “Guardaban los productos directamente en los contenedores o los espigones”, ha afirmado el teniente jefe del Seprona en Barcelona, Humberto Quiroga.

Entre otros ingredientes incautados también figuraba un polvo de color verde del que se desconocía su composición y que podría ser utilizado para dar sabor y color a la bebida. Todos ellos fueron remitidos al Departamento de Química y Medio Ambiente del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para la realización de los análisis y confección de los informes periciales pertinentes.

Allí se determinó que estas sustancias pueden resultar perjudiciales para la salud debido a la presencia de la bacteria E.coli, que puede ocasionar diarreas, gastroenteritis y otros desórdenes digestivos.

Controles en playas de Barcelona

El objetivo de estos controles era verificar las condiciones higiénico-sanitarias y de consumo en la venta ambulante de este combinado, ante la posibilidad de que se pudiera estar poniendo en riesgo la salud de las personas consumidoras de la bebida ofrecida por las personas ahora identificadas, principalmente turistas.

Los controles se efectuaron en su mayoría en el barrio barcelonés de la Barceloneta, en la playa y sus inmediaciones, detectándose que la elaboración y venta ambulante de esta bebida era realizada por particulares no pertenecientes a ninguna empresa comercial de restauración sujeta al correspondiente control de las administraciones públicas.

En dichas inspecciones se observó que el almacenamiento de los ingredientes se hacía en los espigones de las propias playas y en los contenedores de basura y alcantarillado público, por lo que no reunía ningún tipo de seguridad higiénica ni sanitaria y sí “un alto riesgo de contaminación de la bebida que ofrecían al público para su venta y consumo”.

En el marco de esta operación, dada a conocer este sábado, han sido identificadas dieciocho personas —de nacionalidad pakistaní e india y una rumana— relacionadas con la elaboración y venta de esta bebida.

Además de las infracciones administrativas en las que los identificados hayan podido concurrir por carecer de licencias y permisos del ayuntamiento, se ha procedido a la apertura de diligencias de investigación policial por la posible comisión de delitos contra la salud pública, que actualmente se encuentran en fase de instrucción, según las fuentes.

https://www.20minutos.es/noticia/3439845/0/mojitos-bacterias-fecales-playas-barcelona/

Compartir