Puigdemont: “Pensar que la independencia es la única solución es absurdo”

0
1

Carles Puigdemont está de promoción de su libro ‘La crisi catalana. Una oportunitat per a Europa’ (La Campana), en el que expone sus reflexiones sobre cómo abordar el conflicto catalán. Este miércoles estuvo en Ámsterdam y en una entrevista concedida al diario holandés ‘AD’ insiste en su apuesta por el diálogo para encontrar una salida hasta el punto de señalar que la secesión no es la única vía para resolver el problema.

“Siempre se puede ir por otro camino. Pensar que la independencia es la única solución o que la unidad con España es la única solución es absurdo. Siempre hay muchos caminos, que nosotros hemos estado dispuestos a transitar siempre. E insisto, lo hemos demostrado estos 40 años”, afirma en conversación con el periodista holandés, Edwin Winkels, que durante años ha vivido en Catalunya.

Puigdemont ha realizado estas declaraciones coincidiendo con la semana del primer aniversario del 1-O. Una conmemoración que ha servido para comprobar la impaciencia de una parte del independentismo que exige que los partidos secesionistas aprieten de nuevo el acelerador. Hasta el punto de que por primera vez en una manifestación secesionista se produjeron incidentes aunque fuese cuando ya se había dado la protesta por desconvocada.

El expresident, que siempre ha defendido la vía pacífica, reconoce que la tensión está subiendo en la calle aunque niega que pueda hablarse de violencia: “No era realmente violencia, pero es verdad que la tensión está subiendo. Eso demuestra que nuestra paciencia no es infinita. Siempre nos hemos comportado de manera ejemplar, pero siempre puede pasar que una minoría se comporte de una manera que reprobamos”.

Esa tensión en la calle ha tenido también  su reflejo en los despachos, con una bronca entre Junts per Catalunya y ERC por la que incluso han tenido que pedir disculpas a la ciudadanía. La Mesa del Parlament tuvo que suspender este jueves el pleno de debate de política general por culpa de sus desavenencias a cuenta de la sustitución de los diputados procesados y hasta el martes no se reanudará la sesión. Ambos partidos no han superado sus diferencias pero coinciden en un objetivo común: aguantar hasta que se conozca la sentencia del juicio a los presos y activistas independentistas. El cálculo que hacen es que el fallo se conocerá a mediados del próximo año. Lo que pase a partir de entonces, en la calle y en los despachos, es una incógnita.

La foto

El president, Quim Torra, y el vicepresidente, Pere Aragonès, han improvisado este viernes una reunión  con foto y rueda de prensa incluidas para intentar proyectar una imagen de unidad. Al menos en el Govern.

“Las discrepancias entre socios de Govern son legítimas, es razonable que partidos distintos tengan fórmulas y propuestas distintas para resolver las dificultades”, ha sostenido Aragonès en el único viso de autocrítica de la declaración. El vicepresidente ha enfatizado, en línea con Torra, que la estabilidad del Govern “está garantizada”, si bien ha matizado que “tendremos que tomar decisiones cuando se conozca la sentencia”.

En las ocho horas que estuvo suspendido el pleno, uno de los dirigentes de ERC que más ayudó a rebajar la tensión fue Aragonès, según explican fuentes presentes en las reuniones que se fueron sucediendo entre dirigentes de los partidos socios en el Govern.

Por parte de JxCat, una de las voces que contribuyó a calmar los ánimos fue la titular de Presidència, Elsa Artadi. Tanto Aragonès como Artadi son los encargados de intentar que el diálogo abierto con el Gobierno de Pedro Sánchez no embarranque definitivamente.

https://www.eldiario.es/catalunya/politica/Puigdemont-Pensar-independencia-solucion-absurdo_0_821718624.html

Compartir