Rivera decide mantener las movilizaciones en Catalunya en plena ofensiva de Casado para recuperar los votos perdidos

0
1

Albert Rivera apuesta por mantener la estrategia en la calle y alentar a más del millón de catalanes que le dieron su apoyo y convirtieron a Ciudadanos en las pasadas elecciones autonómicas en el partido más votado, a “no tener miedo” y a expresar sus ideas “sin complejos” en defensa de los símbolos españoles y de la Constitución.

Ante el posible repunte de un PP hundido ahora en Catalunya, donde en las pasadas elecciones fue última fuerza por detrás de la CUP, el líder de Ciudadanos ha decidido no bajar la guardia: quiere demostrar a todos aquellos ciudadanos que rechazan la independencia y están “alarmados por la grave situación” que atraviesa Catalunya que Ciudadanos es un partido que sabe plantar cara a los independentistas. Además de las acciones en los tribunales, en el Congreso y en el propio Parlament, Rivera pide seguir dando la batalla en la calle con movilizaciones y actos públicos.

Por ello, ha vuelto a convocar para este domingo una concentración en Barcelona, a las once de la mañana en la Plaza de Sant Jaume, a través de ‘España Ciudadana’, la plataforma impulsada por su partido para reivindicar la unidad de España y, de paso, atraer “talento” a sus filas. 

En un mensaje de Twitter, el presidente de Ciudadanos confirmaba este viernes su asistencia a la concentración. 

https://platform.twitter.com/widgets.js

“Comandos violentos alentados por Torra”

“Vivimos una situación muy preocupante en Cataluña, con los comandos separatistas alentados por Torra, en la que se bloquean infraestructuras, se asedia el Parlament y los edificios del Estado se asaltan para arrancar la bandera de España. Todo ello ante la pasividad del Gobierno de Pedro Sánchez”, denuncian los de Rivera.

“Nuestra convocatoria tiene como finalidad condenar la violencia y defender la convivencia, los derechos constitucionales y la democracia”, afirmó el pasado jueves el partido en un comunicado. 

El día anterior a que Ciudadanos anunciara su concentración, el presidente de Societat Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, había anunciado también otro acto en el Hotel Tryp Apolo de la capital catalana. Esta plataforma fue la impulsora el año pasado de la gran concentración que por estas mismas fecha logró unir tanto al PP, como a Cs, y a destacados dirigentes del PSC, como el ahora ministro de exteriores José Borrell, junto a personalidades de todos los ámbitos, como el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Pero Ciudadanos esta vez ha querido ir por libre y no se ha sumado a este acto en el que se conmemorará precisamente el éxito de aquella manifestación del 8 de octubre del año pasado. Sí lo ha hecho el Partido Popular de Catalunya que lidera Xavier García Albiol.

Fuentes de ambos partidos restan importancia al hecho de que en esta ocasión no haya unidad de acción asegurando que sus militantes y simpatizantes tienen total libertad para acudir a los dos actos. “Les da tiempo al ser en horas diferentes” -el  de Cs empieza a las 11 y el de SCC a las 12- , esgrimen en el PP de Catalunya.

El gesto de Arrimadas de blandir la bandera española

Este lunes, en plena ofensiva del PP por recuperar al electorado perdido en Catalunya, Inés Arrimadas agitaba la bandera de España desde el atril del Parlament autonómico durante el primer debate de política general que celebraba la Cámara.

El simbólico gesto de la líder de la oposición en el Parlament catalán fue todo un reto al Govern de Quim Torra. “Ni usted ni sus comandos separatistas conseguirán hacer desaparecer esta bandera ni lo que representa”, exclamó la diputada de Ciudadanos blandiendo la enseña y acusando a Torra de “quemarla”.

El líder del PSC, Miquel Iceta, en su turno siguiente de intervención, hizo ver a Arrimadas que esa bandera que ve en peligro de extinción en Catalunya era la misma que presidía el debate en el salón de plenos del Parlament, al lado de otra catalana. 

El mensaje de la dirigente de Ciudadanos, sin embargo, no iba dirigido a Iceta sino a esa franja de votantes que su partido se disputa con el PP a los que el propio Rivera siempre les asegura “que no están solos”, que ellos están dispuestos a liderar la ‘batalla’ política contra el “nacionalismo [catalán] y el populismo” de formaciones como la de Pablo Iglesias. 

Pese a esa lucha por diferenciarse, tanto el PP como Ciudadanos coinciden en reclamar al presidente del Gobierno que active de nuevo el artículo 155 de la Constitución y convoque elecciones generales si no es capaz de garantizar el cumplimiento de la legalidad en Catalunya ni de asegurarse la “estabilidad” en el Congreso. 

Acusaciones cruzadas por el aumento de la tensión

El malestar en el partido de Rivera ha ido creciendo a medida que se acercaba la fecha del aniversario del referéndum del 1-O. Los dirigentes del partido no han cesado de denunciar los “insultos” y “ataques” que están sufriendo por parte de grupos independentistas, tanto ellos como algunos familiares. El propio Rivera ha subido a su cuenta de Twitter imágenes del comercio de su madre con pintadas y lazos amarillos. 

https://platform.twitter.com/widgets.js

Desde los partidos independentistas también culpan de ese clima de confrontación a Ciudadanos por su decisión de alentar a quienes quitan lazos amarillos de los espacios públicos. El propio Rivera y Arrimadas quisieron dar ejemplo convocando a la prensa para posar ante los medios retirando los símbolos amarillos. La campaña, iniciada en pleno agosto, les valió numerosas críticas. Entonces el Partido Popular la calificó de “poco prudente”.

Ajenos a estos reproches, los dirigentes de Ciudadanos han continuado con su estrategia retirando la pancarta que lucía en el Ayuntamiento de Barcelona. 

https://platform.twitter.com/widgets.js

Precisamente, el mismo día en el que Rivera y Arrimadas quitaban con sus propias manos lazos en el municipio de Alella, Ciudadanos realizó una manifestación también en Barcelona para denunciar la agresión que había sufrido una mujer, esposa de un militante del partido, cuando también quitaba lazos amarillos.

La convocatoria acabó empañada porque diversos grupos de manifestantes ultras – que el partido calificó como “infiltrados”- agredieron a un cámara de Telemadrid al creer que era de TV3, la televisión autonómica catalana.

A aquella concentración acudió la portavoz del PP, Dolors Monserrat, que fue abucheada e insultada por un grupo de exaltados. El incidente provocó que Xavier Albiol, el líder del partido en Catalunya, pidiera explicaciones a Rivera, tanto sobre esa agresión como por la presencia de algunos “símbolos nazis” que se vieron en la concentración.  

‘España Ciudadana’ y sus campañas de denuncias 

La plataforma ‘España Ciudadana’ ha servido también a Ciudadanos como vehículo para denunciar este verano la “ocupación” de algunas playas con símbolos independentistas. Así, durante el mes de agosto una avioneta cruzó más de una veintena de playas del litoral con una gran pancarta en que se podía leer: “Las playas #SonDeTodos”. 

Otra de las iniciativas de la Plataforma ha sido impulsar firmas en Change.org para pedir la reforma del sistema electoral con el fin de que se necesite un mínimo del 3% de los votos en todo el territorio nacional para entrar al Congreso, lo que mermaría – e incluso impediría- la representación de los partidos nacionalistas en la Cámara baja.  En la petición también se exige que el voto de cada español valga lo mismo en cualquier sitio.

Igualmente, ‘España Ciudadana’ ha impulsado otra propuesta también en Change.org en la que se pide que “no haya barreras de lenguaje” para acceder a un puesto de trabajo en cualquier autonomía.

Junto a todo esto, Rivera alienta también las manifestaciones de un colectivo de Policías, Jusapol, que formalmente trabaja por la equiparación salarial de los distintos cuerpos policiales, y que la semana pasada organizó una marcha para homenajear a quienes participaron en el dispositivo del Ministerio del Interior el 1-O.

https://www.eldiario.es/politica/Albert_Rivera-Ciudadanos-movilizaciones-Espana_Ciudadana-independesntistas_0_821018900.html

Compartir